(Fragmento tomado de CNNMéxico.com)

El senador del Partido Acción Nacional (PAN), Alonso Lujambio, murió este martes tras luchar contra el cáncer de médula ósea, dijo la fracción parlamentaria del PAN en la Cámara Alta.

El cáncer de médula ósea, o mieloma múltiple, es cáncer de las células plasmáticas, un tipo de glóbulos blancos que están presentes en la médula ósea. La médula ósea es el tejido suave que llena el centro de la mayoría de los huesos. Las células plasmáticas producen proteínas llamadas anticuerpos, que nos ayudan a combatir las infecciones.

La enfermedad se presenta cuando un grupo de células plasmáticas anómalas (células de mieloma) se vuelve canceroso y se multiplica, con lo que aumenta el número de células plasmáticas por encima del nivel normal.

Ya que las células anómalas no maduran y mueren, como lo hacen las células normales, se acumulan, y eventualmente superan la producción de células saludables. En la médula ósea saludable, menos del 5% de las células son plasmáticas. Pero en las personas con mieloma múltiple, más del 10% de las células pueden ser plasmáticas.

Debido a que estas células normalmente crean las proteínas (anticuerpos), el nivel de proteínas anormales en la sangre puede aumentar.

Debido a que las células de mieloma pueden circular en grupos pequeños en la sangre, pueden poblar la médula ósea en otras partes del cuerpo, incluso lejos del lugar donde iniciaron. Por ello la enfermedad se llama mieloma múltiple. El crecimiento incontrolable de células plasmáticas puede dañar a los huesos y al tejido que lo rodea. También puede interferir con la capacidad del sistema inmunológico para combatir infecciones, ya que inhibe la producción normal de anticuerpos en el cuerpo.

Los problemas de salud derivados de este padecimiento pueden afectar a los huesos, al sistema inmunitario, a los riñones y al nivel de glóbulos rojos.

Cuando se tiene mieloma múltiple sin presentar síntomas, los médicos pueden limitarse a monitorear el padecimiento. También hay gran cantidad de tratamientos disponibles para ayudar a controlar los síntomas y la enfermedad.

Síntomas

El padecimiento tal vez no presente síntomas en las primeras etapas, pero a medida que la enfermedad progresa, es probable que se experimenten uno o más de los siguientes:

Alto nivel de calcio en la sangre

La hipercalcemia puede ocurrir cuando el calcio de los huesos afectados se disuelve en la sangre. Y el alto nivel de calcio en la sangre a su vez puede causar: sed y micción excesiva, estreñimiento, náuseas, pérdida del apetito y confusión mental.

Insuficiencia renal

Los altos niveles de algunas proteínas anormales (globulina monoclonal), conocidas como proteínas M, de Bence Jones o cadenas ligeras libres, dañan a los riñones.

Fatiga relacionada con la anemia

Esto ocurre cuando las células de mieloma reemplazan a los glóbulos rojos que transportan el oxigeno a la médula ósea.

Fracturas y daños a los huesos

El tipo de daño a los huesos causado por el mieloma múltiple es conocido como osteolítico o lesiones líticas y en las radiografías se ve como puntos oscuros en los huesos. También es un síntoma común el dolor en los huesos, particularmente en la espalda, la pelvis, las costillas y el cráneo.

Comentarios

comentarios