De seguro has escuchado que tomar una copa de vino tinto al día es bueno para la salud, pero ¿saber cuáles? Varios estudios mostraron que tomar 250 mililitros de vino durante la cena o el almuerzo, traerán estos beneficios:

  • Efecto protector. Tomar una copa al día creará un efecto protector en el cuerpo lo que disminuirá el riesgo de muerte por diversas razones.
  • Disminuye efecto de cigarro. El vino contrarresta los daños que genera el tabaco en los vasos sanguíneos.
  • Previene enfermedades cardiovasculares. Si se consume en la porción adecuada y regularmente, el vino reduce la posibilidad de tener una enfermedad coronaria, ya que reduce el colesterol malo y aumenta el bueno.
  • Efecto anticoagulante. Gracias a la proteína fibronógena, se disminuye la formación de coágulos en la sangre.
  • Previene aterosclerosis. Esta enfermedad es causada por la degeneración de las arterias, el vino contrarresta sus síntomas.
  • Equilibrio en presión arterial. Consumir alcohol provoca hipertensión, pero con una copa diaria, se logra el efecto contrario, ayudando a las personas que tienen este problema.
  • Disminuye riesgo de Alzheimer. El vino tinto contiene resveratrol, que produce neuroprotectores que disminuyen el riesgo de la aparición de esta enfermedad.

Otros de los efectos que tiene son:

  • Previene la demencia
  • Reduce riesgo de tener artritis reumática
  • Previene la gripa
  • Reduce riesgo de cáncer de garganta y próstata
  • Ayuda a mantenerse despierto
  • Reduce riesgo de padecer diabetes
  • Ayuda a la digestión
  • Mejora la circulación de la sangre
  • Disminuye las várices
  • Ayuda a asimilar mejor las proteínas
  • Mejora la piel
  • Disminuye alergias
  • Reduce molestias por hemorroides.

Recuerda que para tener todos estos beneficios, tiene que ser vino tinto y tienes que tomar una copa de 250 miligramos aproximadamente. Así podrás disfrutar de su delicioso sabor mientras cuidas tu salud.

Fuente: Mejor con salud

Comentarios

comentarios