Es bien sabido que la papaya es una excelente opción para mejorar la digestión y el sistema inmunológico. Aparte de ser un fruto delicioso, aporta muchos otros beneficios, ya que cuenta con fibra, calcio, fósforo, hierro, papaína, tiamina, niacina y muchas vitaminas.

La papaya puede consumirse en forma de jugo, licuado o en trozos, sin embargo, al prepararla de cualquier forma, la gente suele retirar las semillas. Lo que no saben, es que éstas también aportan beneficios al organismo y deberían de consumirse. A continuación, te decimos cómo benefician al cuerpo.

  • Riñón

Sirven para prevenir u tratar problemas de insuficiencia renal.

  • Hígado

Trata la cirrosis hepática y cualquier enfermedad de este órgano, ya que ayuda a eliminar las sustancias tóxicas. Para obtener este beneficio, debes moler cinco semillas y mezclarlas con una cucharada de limón. Es necesario tomarlo dos veces al día durante un mes.

  • Salud intestinal

Gracias a que las semillas de papaya cuentan con carpaine, un alcaloide antihelmíntico que ayuda a combatir los parásitos intestinales. Además, tienen propiedades antinflamatorias y antibacterianas, las cuales ayudan a luchar contra la salmonella y los estafilococos. Para obtener estos beneficios, es necesario moler las semillas una vez que estén secas. Después, hay que diluir esta mezcla en agua y ponerla a hervir. Lo ideal es consumirla de dos a tres veces al día.

  • Grasas y azúcares

Por si fuera poco, estas semillas también tienen un efecto que ayuda a quemar grasa, impidiendo que el cuerpo absorba el exceso de azúcar y grasa. Esto acelera la digestión y ayuda a perder peso fácilmente.

Fuente: Mejor con salud

Comentarios

comentarios