Existen muchos frutos secos o semillas que cuentan con una variedad de propiedades que benefician al cuerpo y que por eso, deberíamos consumir. Una de ellas, es la semilla de girasol, la cual, como su nombre lo dice, proviene de los girasoles. A continuación, te platicamos un poco de sus propiedades, las cuales te harán querer comerlas ahora mismo.

  • Son ricas en fósforo, magnesio, potasio y calcio.
  • Contiene ácidos grasos, lo cual ayuda a mejorar la circulación y prevenir problemas cardiovasculares.
  • Gracias a que contiene magnesio y potasio, ayudan a potenciar el rendimiento físico.
  • Mejora el funcionamiento cerebral y la memoria.
  • Ayudan a mantener sanos al corazón y al cerebro.
  • Ayuda a las embarazadas porque son fuente importante de ácido fólico.
  • Fortalecen las defensas del cuerpo, lo cual ayuda a prevenir distintas enfermedades.
  • Contiene vitamina B1, la cual evita el cansancio y ayuda a prevenir enfermedades del sistema nervioso.
  • Debido a que contiene vitamina E, nos ayuda a tener una piel sana y fresca.

Las semillas de girasol son una gran opción para consumir entre comidas. Además, puede funcionar como ingrediente extra en otros platillos como las ensaladas, panqués o sopas. Para lograr que se conserven frescas, será necesario colocarlas en algún frasco cerrado o una bolsa sellable en un lugar fresco.

Información de Salud Natural

Comentarios

comentarios