Generalmente asociamos el ajo con mal olor o con sabores fuertes, sin embargo, es un alimento que le da un gran sabor a casi cualquier platillo y también es utilizado frecuentemente como remedio casero, ya que contiene varias propiedades que proporcionan muchos beneficios al organismo como lograr una mejor digestión y una mejor absorción de nutrientes.

A continuación, te decimos cómo puede ayudar el consumo frecuente de ajo al organismo.

  • Mejora la circulación

Gracias a que es rico en vitamina B, ayuda a reducir los niveles de homocisteína, sustancia que endurece los vasos sanguíneos. Combate trombos y enfermedades de las arterias coronarias.

  • Antibiótico

Funciona como antibiótico, ya que fortalece el sistema inmunológico, ayuda a curar resfriado y a cicatrizar heridas.

  • Hígado

Funciona como desintoxicante, ya que ayuda a eliminar sustancias tóxicas del cuerpo. A su vez, ayuda a estimular las funciones hepáticas y a desinflamar el cuerpo.

  • Ayuda a la piel

Para obtener una piel suave, es bueno comer en ayunas un diente de ajo, esto también ayuda a proteger y a regenerar la piel. Además, ayuda a combatir el acné.

  • Reduce el colesterol

Gracias a que contiene alicina, el ajo beneficia al sistema cardiovascular. También combate la anemia, ya que aumenta las defensas y estimula los jugos gástricos que ayudan a digerir el hierro con mayor facilidad.

¿Quién no debe consumir ajo?

  • Personas con problemas de hemorragia
  • Personas con hipertiroidismo
  • Personas que tomen medicina para el corazón

Fuente: Mejor con Salud

Comentarios

comentarios