Es importante cuidar lo que comemos y sobre todo cómo lo cocinamos. Actualmente, muchos alimentos que pueden resultar perjudiciales para la salud, están siendo sustituidos por otros. Uno de ellos es el aceite regular, y un buen remplazo para éste, es el aceite de coco.

Gracias a la combinación de ácidos grasos, el aceite de coco otorga una gran cantidad de beneficios, incluyendo la pérdida de peso.

Efecto terapéutico

Se creía que el aceite de coco era malo por contener grasas saturadas. Sin embargo, no son las mismas grasas saturadas que se encuentran en la carne y que son perjudiciales para la salud. Se trata de un tipo de grasa que es buena para el organismo, llamada triglicéridos, las cuales pueden resultar terapéuticas.

Pérdida de peso

Los triglicéridos encontrados en el aceite de coco, aumentan el gasto energético del cuerpo, es decir, ayudan a acelerar el metabolismo. Si diariamente se consumen entre 15 y 30 gramos, aproximadamente se perderán 120 kcal. También ayuda a reducir el apetito, por lo que se puede perder peso más fácilmente.

Menos convulsiones

En el momento en el que los triglicéridos se transforman en cuerpos cetónicos, se incrementa la concentración de los mismo en la sangre, lo cual puede reducir las convulsiones.  Por lo mismo, es capaz de reducir los síntomas del Alzheimer.

Ayuda a tu pelo y piel

El aceite de coco puede funcionar como hidratante de la piel y como protector del pelo, evitando que se dañe, dándole brillo y nutriéndolo. También puede funcionar como enjuague bucal, ya que elimina a las bacterias y el mal aliento.

Fuente: http://www.aceitedecoco.org/

Comentarios

comentarios