Un estudio publicado por el sitio mensfitness.com demostró que una dieta rica en proteínas, grasas buenas, frutas y vegetales, pueden mejorar las funciones cognitivas y la salud general de nuestro cerebro.

Las funciones cognitivas tienen capacidades como: la memoria, la atención, el lenguaje, y el razonamiento. A lo largo del día, nuestro cerebro trabaja constantemente en tareas desde recordar un número, leer, hasta conducir o tocar un instrumento. Así que te imaginarás que tenerlas en buenas condiciones es primordial para seguir adelante.

 

Es por eso que el estudio sugiere y confirma lo que ya hemos sabido desde hace mucho tiempo: una dieta rica en proteínas, grasas buenas, frutas y vegetales, es buena para nuestro cerebro.

 

La dieta que mejor se adhiere a este plan nutricional es la del Mediterráneo; reduce el riesgo de padecer Alzheimer y mejora las funciones cognitivas.

 

Generalmente, quienes siguen este tipo de dieta limitan su consumo de carnes rojas y comidas altas en azúcar. En su lugar, se concentran más en pescados, huevos, pollo, frutas frescas y vegetales, además de grasas buenas como el aceite de oliva.

Comentarios

comentarios