• Una vez al mes, 2-3 días después de tu periodo.
  • Examina el pecho y la axila con el brazo levantado.
  • Utiliza las puntas de los dedos con aceite para masaje o gel de baño.
  • Arriba y abajo.
  • Cuñas.
  • Círculos.
  • Examina ambos pechos en el espejo para verificar si existen bultos u hoyuelos en la piel.
  • Cambio en el color o textura de la piel.
  • Deformación, cambio de color o goteo del pezón.

autoexplorate-y-cuida-tu-vida

Comentarios

comentarios

Compartir
Artículo anteriorEn la batalla contra el cáncer, no tienes por qué sentirte solo
Artículo siguienteFactores de riesgo
Suplementos Corporativos es empresa líder en la publicación de suplementos especializados, en cuyas páginas se abordan temas actuales, con el respaldo de expertos que dan mayor fuerza editorial y la garantía de una información confiable y de calidad.