El síndrome de clase turista o también conocido como trombosis del viajero es un padecimiento el cual es provocado por la falta del movimiento de las piernas.

Le llaman síndrome de clase turista porque por lo general se produce en las personas que pasan largas horas de vuelo sentadas, este padecimiento consiste en la aparición de síntomas derivados de sufrir una trombosis venenosa en los miembros inferiores del cuerpo.

Una trombosis es el peligro de formación de coágulos de sangre en las piernas, por lo general se produce debido al poco espacio que existe en los aviones para moverlas.

Si se forma un coágulo, éste puede provocar una embolia de pulmón, que se manifiesta en forma de dificultades respiratorias, taquicardia, dolores en el pecho y en algunas ocasiones incluso la pérdida del conocimiento.

Las personas más propensas a padecer este síndrome son:

1. Personas con sobre peso.

2. Personas fumadoras.

3. Personas de la tercera edad.

4. Personas con riesgos vasculares.

5. Personas con antecedentes cardiacos.

6. Personas con hipertensión.

Estas son algunas medidas para evitar esta enfermedad:

1. Evitar traer prendas apretadas, zapatos incomodos y cinturones.

2. Tomar abundante agua.

3. No tomar bebidas alcohólicas ni con cafeína.

4. Evitar dormir en una posición encogida o con las piernas cruzadas.

5. Estirarte lo más que puedas.

6. Mover los dedos de los pies durante un minuto.

7. Hacer rotaciones con los tobillos.

8. Darte masaje en las piernas.

En realidad el síndrome no sólo les puede ocurrir a las personas que viajan, sino a las que pasan demasiadas horas sentadas sin levantarse a estirarse.

Comentarios

comentarios