Las manos son una de las partes de nuestro cuerpo que más sufren, porque las utilizamos para realizar muchas actividades y están expuestas al clima y a muchos productos químicos que se usan en la vida cotidiana.

Si tus manos comienzan a resecarse, no acudas de inmediato al dermatólogo, con este sencillo y barato exfoliante natural podrás tener unas manos y brazos saludables.

Sólo necesitas:
Medio limón
Media cucharada de avena triturada
Aceite de oliva
Miel

Aprende a hacerlo viendo este video.

Comentarios

comentarios