Si alguna vez has sentido los molestos calambres musculares sabrás que es muy doloroso, aparte de molesto. Estos sucesos llegan a paralizar por unos segundos la zona donde se siente. Para que no sigas sufriendo de este mal, aquí te decimos cómo evitarlos y cómo aliviarlos.

Primero, debemos que entender que los calambres se generan por distintas razones: ejercicio excesivo, deshidratación del organismo, falta de minerales en lo que comemos o la insuficiencia de llegada de sangre a los músculos. La primera forma de evitar el malestar, es evitando estas situaciones.

También se pueden prevenir con lo siguiente:

  • Antes de hacer ejercicio, calentar correctamente.
  • Descansar antes y después de hacer ejercicio.
  • Tener una alimentación sana, sobretodo que incluya potasio.
  • Tomar agua, más si se va a hacer ejercicio.

Si ya tienes el calambre, te diremos algunas formas de aliviarlo, para que así no sigas teniendo este dolor:

  • Si se produce en una pierna, lo mejor es realizar un leve estiramiento, ejerciendo presión sobre el músculo por un momento.
  • Rehidratarse para desaparecer éste y los próximos episodios.
  • Usar hielo para que la inflamación disminuya.
  • También puedes descansar y dormir, al despertar, el dolor habrá desaparecido.

Con esto, lograras evitar esos molestos calambres y así poder tener un mejor desempeño en el ejercicio.

Fuente: iMujer

Comentarios

comentarios