La temporada navideña ha llegado, y con ella los miles de juguetes que son obsequiados a los niños, pero, ¿los padres realmente se aseguran de comprar juguetes adecuados para la edad de sus hijos? He aquí algunos consejos sobre los regalos ofrecidos por médicos del Centro Médico del Hospital Pediátrico de Cincinnati y de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics):

  • Lea con cuidado todas las etiquetas de advertencia y cuando compre un juguete tenga en cuenta la edad, los intereses y las habilidades del niño.
  • Elija juguetes con una construcción sólida y evite los que tengan bordes y puntas afiladas.
  • Ahogarse con un objeto es la principal causa de muerte relacionada con los juguetes, y la mayoría de estas muertes relacionadas con el ahogamiento son provocadas por pelotas, balones de látex y pequeños imanes. Cualquier juguete que sea accesible a los niños menores de 3 años no debería contener ninguna parte más pequeña que 2.5 centímetros de diámetro y 5 centímetros de largo, porque caben en la boca del niño o pueden quedarse incrustados en su garganta.
  • Evite las joyas de juguete que puedan contener plomo o cadmio, porque pueden ser dañinos para los niños.
  • No dé juguetes que necesiten conectarse a la corriente eléctrica a niños menores de 10 años. En lugar de eso, deles juguetes que funcionen con pilas. Pero recuerde que las pilas de botón de los juguetes pueden obstruir la garganta del niño y provocarle heridas graves o incluso la muerte.
  • No compre juguetes para jalar con cadenas que midan unos 30 centímetros. Podrían suponer un riesgo de estrangulamiento para los bebés.
  • Guarde los juguetes en áreas designadas, como por ejemplo en una estantería o en un cajón para los juguetes, y mantenga los juguetes de los niños mayores alejados de los niños más pequeños.
  • Si alguien le ofrece juguetes usados que no contienen etiquetas de advertencia, examínelos con cuidado y use el criterio que considere más adecuado a la hora de aceptarlos.
  • Algunos juguetes contienen potentes imanes. Si un niño se traga más de uno de estos imanes, pueden atraerse entre sí y provocar una lesión grave o la muerte. Si su hijo se traga más de un imán, busque atención médica inmediatamente.

Comentarios

comentarios