De seguro algunas vez has sufrido las aftas bucales, igual y las conoces por su otro nombre, úlceras. No importa con qué nombre las conozcas, las aftas no son de gran tamaño, ni se ven a simple vista, pero pueden llegar a ser muy molestas y dolorosas.

Las aftas, como se mencionó, son úlceras, pequeñas heridas dentro de la boca, pueden aparecer en cualquier parte dentro de ésta, suelen ser blancas o amarillas, rodeadas de mucosa roja. Mucha gente suele confundirla con la herpes labial, pero no es lo mismo, las aftas no son contagiosas. Éstas desaparecen entre cuatro a 10 días sin ser tratadas, pero si después de este plazo el afta continua, se tiene que visitar a un odontólogo.

Hay muchas razones por las cuales puedes tener aftas, desde estrés, cambios hormonales, defensas bajas, infecciones virales, nervios, problemas en el estómago, hasta puede ser hereditaria. Las mujeres son más propensas a tener este malestar.

Como se mencionó anteriormente, no es necesario utilizar alguna medicina para quitar las aftas, pero si te salen con mucha frecuencia visita a tu odontólogo. Aún así existen medicamentos que te quitan las molestias, durmiendo esa zona del área, para que así puedas continuar con tus actividades diarias.

Para prevenir este malestar, lo mejor es tener una buena higiene bucal, no basta con cepillarse los dientes, también es necesario limpiar las encías y la lengua, el uso del hilo dental es muy recomendable, así como un enjuague bucal para eliminar cualquier bacteria que no se alcanzó a limpiar de otro modo.

Si éstas aparecen cuando estás enfermo del estómago, lo mejor es tratar la enfermedad estomacal, ya que una vez resuelta ésta, las aftas dejarán de aparecer. Otra de las razones por la cuales aparecen es el estrés, así que es bueno encontrar actividades que te relajen.

 

Fuente: IMujer

Comentarios

comentarios