Casi todos hemos escuchado cuán importante es tener una vida saludable, teniendo una dieta saludable y ejercitándonos; y usualmente estamos de acuerdo con esto, e incluso podríamos decidir intentar mejorar nuestras vidas haciendo esto.

Pero no es siempre fácil adaptar nuestra vida a hábitos más saludables, especialmente si apenas estamos comenzando a crear algunos de estos hábitos, por ello, es muy importante ser pacientes y trabajar en adoptar estos hábitos.

Existen diferentes tipos de cosas que podemos hacer para mejorar nuestras vidas. Necesitamos un cuerpo y una mente, y siempre deberíamos tratar de que ambas sean tan sanas como sea posible.

Estar físicamente saludables

Siempre existen factores y circunstancias que no dependen de nosotros, como virus, alergias o accidentes, que pueden comprometer nuestra salud física y hacer más difícil realizar ciertas cosas.

Sin embargo, también existen diversas acciones que podemos tomar para tener un organismo y un cuerpo más saludables que nos permitan sentirnos mejor, con más energía e incluso más atractivos, y por lo tanto ser más felices.

Pero antes de comenzar a adoptar o crear mejores hábitos, debemos recordar que ser más saludables no significa privarnos de disfrutar de, por ejemplo, algo delicioso de vez, que podría no ser tan saludable. Lo importante es ser constante y consciente.

Estos hábitos podrían ayudarte a ser más saludable y tener una vida mejor

  1. Tomar agua

Es bastante común escuchar que debemos tomar suficiente agua, siendo especialmente común escuchar que la cantidad necesaria es la equivalente a ocho (8) vasos de agua al día.

Las opiniones con respecto a cuanta agua es la cantidad correcta que deberíamos tomar cada día pueden ser muy diversas, pero lo que es una realidad es que debemos tomar agua, una cantidad considerable.

Por ello, tener siempre un recipiente con agua cerca de ti puede recordarte tomar agua, y poder disfrutar beneficios como ir regularmente al baño, cuidar de los riñones y mantenernos hidratados.

  1. No saltarse comidas

Existen diversas razones por las cuales alguien podría decidir saltarse comidas, las cuales podrían ser el querer ahorrar tiempo o continuar estudiando o trabajando; lo cual puede ser dañino si se hace regularmente.

Lo más común es comer tres veces al día, en tres momentos que nos permitan mantenernos llenos, con energía y consumir los nutrientes que nuestro cuerpo necesita para estar saludable.

  1. Comer saludable sin sacrificarse

Algunas veces el problema no es saltarse comidas o comer demasiado, sino el de no comer bien, lo cual puede implicar comer demasiada grasa, dulces, alimentos salados o una cantidad menor de la que deberíamos consumir.

Hay muchos nutrientes que debemos consumir para satisfacer las necesidades de nuestro cuerpo y nuestro organismo, y tener energía suficiente, así como un el peso correcto para nuestro cuerpo y, en el caso de personas jóvenes, la posibilidades o crecer sanos y fuertes.

Pero para comenzar a comer más saludablemente, deberíamos recordar que comida saludable no significa comida menos saludable, ni comer muy poquito, o nunca más comer postres o comida rápida nunca más. La clave es moderación e investigar recetas que sean deliciosas pero saludables.

  1. Hacer ejercicio

El valor de hacer ejercicio constantemente suele ser indiscutible, pues la mayoría de las personas están de acuerdo en que la actividad física puede ayudarnos a estar saludables, fuertes, e incluso mejorar la confianza en nosotros mismos.

Sin embargo, no todo el mundo disfruta de hacer ejercicio, o consideran que es mucho esfuerzo o que son muy débiles para la actividad física, cuando en realidad no han intentado comenzar con poco para crear un hábito.

Una vez que hemos comenzado a ejercitarnos regularmente es probable que sintamos como nuestro cuerpo puede hacer más, así como poder disfrutar de un momento libre de responsabilidades.

  1. Dormir suficiente

Factores como el exceso de trabajo, muchas tareas en la escuela o en la universidad o el deseo de ser muy productivos pueden conducir a la privación del sueño, lo cual puede traer consecuencias muy negativas a las personas.

Cuando no dormimos lo suficiente, podríamos comenzar a sentir síntomas como olvidar las cosas, estar tristes, falta de energía o irritabilidad, entre otros; que pueden hacer la vida más difícil y que podemos combatir fácilmente durmiendo la cantidad de horas necesarias, que suele considerarse entre 6 y 8 horas al día.

  1. Hacer el amor

Tener relaciones sexuales también puede ayudarnos a disfrutar de una vida más saludable, pues el sexo es también una necesidad para muchas personas, y puede tener beneficios como cuidar la próstata en hombres, sentirse deseado/a, bello/a y más relajado/a.

Pero también es importante recordar que existen medidas que deberíamos tomar para disfrutar del sexo de forma tan segura como podamos, utilizando condones, tomar pastillas anticonceptivas y no tener relaciones con cualquier persona, así como cuidar de la higiene de cada participante.

Comentarios

comentarios