Con este clima es probable que te la pases sudando todo el tiempo, si te preocupa oler mal, sigue estos consejos y olvídate de preocuparte por sudar.

  1. Bicarbonato de sodio y maicena

¿Has escuchado que la gente pone cajas de bicarbonato en su refrigerador para absorber olores desagradables? Puedes hacerlo también con tu cuerpo.

Sólo mezcla partes iguales de bicarbonato de sodio y maicena y aplícalo en tus axilas, esto hará que la humedad desaparezca, eliminará las bacterias y por tanto evitarás el olor corporal. Además te funcionará para mantener las axilas secas durante muchas horas.

  1. Ten fe en las hierbas

La salvia y el romero pueden hacer mucho más que una rica comida. Inventa tu propio desodorante natural mezclando cinco gotas de aceite de salvia, cinco gotas de aceite de cilantro y cinco gotas de aceite de lavanda, eso más dos onzas de aceite de avellana destilada en una botella con aspersor harán que tus axilas no huelan mal.

  1. Hidrátate

No importa qué método utilices para recordarte beber agua, sólo hazlo. El estar hidratado podrá reducir tu olor corporal ya que vacía las toxinas corporales y cuando éstas se van, también lo hace el olor. ¡Simple ciencia!

  1. Vinagre de manzana

El vinagre de sidra de manzana es bueno para todo tu cuerpo, por dentro y por fuera, ya que equilibra el pH y elimina las bacterias. Ponlo debajo de tus brazos unos minutos antes de ducharte para equilibrar el pH de las axilas.

  1. Pasta de limón y bicarbonato de sodio

Mezcla jugo de limón y suficiente bicarbonato para formar una pasta. Póntelo en las axilas antes de bañarte y reducirás muchísimo el olor.  La acidez de limón disminuye el pH de tu piel, lo que hará difícil para las bacterias sobrevivir. Si tienes piel sensible esta es tu opción ideal.

Comentarios

comentarios