¿Qué efectos produce el alcohol en tu organismo?

SupCorp 18 diciembre, 2012 0
¿Qué efectos produce el alcohol en tu organismo?

La época navideña ha llegado y con ella las fiestas en las que casi siempre está presente el alcohol. Esta sustancia tiene numerosos efectos sobre el cuerpo, éstos pueden ser placenteros al principio pero conllevan efectos nocivos. La cantidad y las circunstancias del consumo juegan un rol importante al determinar la duración de la intoxicación. Por ejemplo, al consumir alcohol después de una gran comida es menos probable que se produzcan signos visibles de intoxicación que con el estómago vacío. La hidratación también juega un rol importante, especialmente al determinar la duración de las resacas.

Cuando  se ingiere inicialmente produce una sensación de relajación y alegría, posteriormente la visión se torna borrosa y hay problemas de coordinación. Tras el consumo excesivo puede aparecer la inconsciencia, y niveles extremos de consumo pueden llevar a una intoxicación por alcohol que puede conducir a la muerte. Cuando el alcohol llega a la sangre se produce una disminución de los azúcares presentes en la circulación sanguínea, lo que provoca una sensación de debilidad y agotamiento físico. Otra acción del alcohol es que inhibe a la vasopresina, esta hormona es la responsable de mantener el balance de los líquidos en el cuerpo, ordenando al riñón que reabsorba agua de la orina. Si la función de la vasopresina falla el riñón empieza a eliminar más agua de la que ingiere y provoca que el organismo busque el agua en otros órganos. Esto provoca que las meninges (membranas que cubren el cerebro) pierdan agua y por tanto aparezca el dolor de cabeza. El alcohol disminuye los niveles de vitamina B1 del organismo.

¿Cómo afecta el alcohol al sistema nervioso?

  • El consumo de alcohol inhibe gradualmente las funciones cerebrales, afecta en primer lugar a las emociones (cambios súbitos de humor), los procesos de pensamiento y el juicio. Si continúa la ingesta de alcohol se altera el control motor, produciendo mala pronunciación al hablar, reacciones más lentas y pérdida del equilibrio.
  • Altera la acción de los neurotransmisores, y modifica su estructura y función. Ello produce múltiples efectos: disminución de la alerta, retardo de los reflejos, cambios en la visión, pérdida de coordinación muscular, temblores y alucinaciones. Disminuye el autocontrol, afecta a la memoria, la capacidad de concentración y las funciones motoras.

 

¿Cómo afecta el corazón al aparato circulatorio?

  • En dosis elevadas se eleva la presión sanguínea (hipertensión) y produce daño en el músculo cardíaco por sus efectos tóxicos.
  • Debilita la musculatura cardíaca y por consiguiente, la capacidad para bombear sangre.
  • Produce vasodilatación periférica, lo que genera enrojecimiento y un aumento de la temperatura superficial de la piel.

¿Cómo afecta el aparato digestivo?

  • Aumenta la producción de ácido gástrico que genera irritación e inflamación en las paredes del estómago por lo que, a largo plazo, pueden aparecer úlceras, hemorragias y perforaciones de la pared gástrica.
  • El hígado es el órgano encargado de metabolizar el alcohol, que es transformado por las enzimas del hígado primero en acetaldehído y después en acetato y otros compuestos.
  • Altera la función del riñón, reduciendo los niveles de la hormona antidiurética, provocando deshidratación y tomando agua de otros órganos como el cerebro, lo cual genera dolor de cabeza.
  • El alcohol aporta abundantes calorías (7 kcal por gramo de alcohol) con escaso valor nutritivo. No nutre pero elimina el apetito, sustituye a otros alimentos más completos y a la larga puede generar desnutrición. Esto se agrava pues inhibe la absorción de algunas vitaminas y minerales.

Así que ahora que ya sabes las consecuencias de la ingesta excesiva de alcohol, modera tu consumo en estas fiestas decembrinas, tu cuerpo te lo agradecerá.

Deje un Comentario »