Sí, sabemos que la col rizada, el brócoli, la coliflor y muchos otros alimentos son muy saludables y brindan cuantiosos beneficios, pero su sabor puede dejar mucho que desear.

¿Quieres comer más saludable este año pero no te gusta casi nada de la comida que es socialmente aceptada como saludable? Quizás te sorprenda saber que hay muchos alimentos deliciosos que también traen muchos beneficios. Todo está en las cantidades y adoptar algunos buenos hábitos.

Así que corre al mercado por estas delicias, porque una vez que sepas todo lo bueno que pueden hacer por ti, no querrás comer otra cosa.

  1. Chocolate oscuro

No todo el chocolate es del diablo. Aquella barra de oscuro placer que tenga al menos 70% de cacao no solo es deliciosa, sino que aporta muchos antioxidantes y puede reducir la presión arterial, reducir los niveles de colesterol malo y disminuir las probabilidades de diabetes, debido a que mejora la sensibilidad a la insulina. Dosis recomendada: Unos 30 gr de chocolate al día.

  1. Café

Este brebaje se ha ganado una especie de mala fama, aunque nadie entienda por qué. De hecho, puede disminuir las posibilidades de desarrollar enfermedades como Parkinson, cáncer de colon y diabetes, además de ayudar con el dolor de cabeza y mejorar la memoria.

Esto es en cuanto al café negro, así que no utilices esto de excusa para tomarte un café cargado de crema y azúcar, y no tomes más de 3 tazas al día.

  1. Salsa de tomate

No voy a negar que contenga bastante sal y azúcar, pero una pequeña dosis no hará ningún mal; al contrario, puede reducir los niveles de colesterol malo y aporta vitaminas A y C.

  1. Papa

Es alta en carbohidratos así que no hay que abusar de ella, pero están llenas de vitaminas y nutrientes como hierro, calcio, magnesio y potasio, lo que ayuda a la salud de los huesos y a la presión arterial. Su piel contiene mucha fibra, así que al comerlas no las peles, solo lávalas muy bien.

  1. Helado

Apuesto a que esto no te lo esperabas, pero no hay que olvidar que el ingrediente principal del helado es la leche, por lo que está lleno de potasio, calcio y proteína. Por si fuera poco, reduce tus niveles de estrés y te mejora el ánimo. Puedes encontrar alternativas más saludables como helados endulzados con miel o maple.

  1. Palomitas de maíz

No esas que compras en el cine que tienen más mantequilla y sal que maíz, sino unas más caseras y naturales (las de microondas no cuentan), porque aportan una gran cantidad de fibra dietética, ayudan a disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas y regulan el azúcar en la sangre. Puedes agregar alguna especie de tu preferencia como curry, perejil o paprika y hacerlas mucho más saludables y ricas.

  1. Vino tinto

Esta bebida divina puede prevenir el cáncer, debido a un compuesto llamado resveratrol, así como mejorar la salud del corazón y disminuir el colesterol. Sin embargo, no olvides sus efectos negativos, como estreñimiento y daños en tu dentadura.

  1. Aguacate

Últimamente ha existido un boom con esta fruta, y no es para menos: contiene grasa saludable y unos 20 minerales y vitaminas. ¡Traigan las tostadas de aguacate!

  1. Cacao en polvo

Similar a lo que ocurre con el chocolate oscuro, pero este está en su máximo potencial, pues se puede encontrar no procesado y no contiene nada de azúcar. Está lleno de antioxidantes, aminoácidos y es un estimulante natural, por lo que te puede dar el empujón que necesitas en una larga mañana de trabajo.

  1. Queso

Aunque tiene una gran cantidad de grasa, también aporta calcio, proteínas, zinc, fósforo y vitaminas A y B12. ¡Solo no exageres con la cantidad!

  1. Cerveza

Un consumo moderado (un vaso para las mujeres y dos para los hombres al día) mejoran la salud del corazón, de los huesos y de la mente, y reduce el riesgo de diabetes. Contiene antioxidantes, vitaminas y minerales como calcio, hierro, potasio y zinc. ¡Salud!

  1. Chiles picantes

Ayudan a perder peso, pues aceleran el metabolismo y puedes perder hasta 100 calorías más luego de ingerirlos. También disminuyen el riesgo de Parkinson en un 30%.

  1. Ajo

Se recomienda comerlo crudo para aprovechar todos sus beneficios, como el manganeso, vitaminas B6 y C, selenio y fibra, que mejoran tu sistema inmunológico.

  1. Solomillo de ternera

Una buena noticia para los amantes de la carne: este corte está full de proteínas, zinc, hierro y vitaminas B, y tiene el mismo contenido calórico de unos muslos de pollo sin piel.

Comentarios