Fuente: Entre Mujeres

Ya sea para broncearte o en el día a día debes cuidar tu piel de la exposición solar. El hacerlo de la manera correcta puede ayudar a evitar quemaduras, el envejecimiento e incluso prevenir del cáncer piel. Aquí te damos 10 tips prácticos para cuidarte del sol y si lo deseas tener un bronceado deslumbrante.

  1. Usa protector solar

Los bloqueadores o protectores solares sirven para absorber o disipar los rayos UV y proteger la piel de los efectos nocivos del sol. Si desear obtener un bronceado espectacular deberás usar bloqueador. Todas las personas que se expongan al sol deben usarlo y así podrán obtener un bronceado leve, gradual y progresivo y así evitar complicaciones futuras.

  1. Toma el sol en el momento adecuado

Lo más aconsejable es tomar el sol realizando exposiciones graduales y en horarios adecuados. Los expertos recomiendan tomar el sólo antes de las 11:00 de la mañana y después de las 4:00 de la tarde.

  1. Cuida las zonas más sensibles.

Las zonas más sensibles en la piel son las más blancas y que suelen estar ocultas a la exposición del sol. También hay que tener mucho cuidado con zonas de piel muy fina y sensible como lo son los párpados.

  1. Colócate protector constantemente

Ponte el protector por lo menos 20 minutos antes de la exposición al sol para que éste pueda absorberse y recuerda que cada dos horas debes de volver a ponerte bloqueador. Hay que volver a aplicarlo si haces deporte, si sudas o te metes a la alberca y también en días de mucho viento. En un día nublado también hay que usar protector solar, pues las radiaciones traspasan las nubes  y esta resolana también quema la piel.

  1. No te expongas si tu piel está enrojecida

La piel roja y adolorida significan que su capacidad de adaptación al sol se sobrepasó. Si este fuera el caso debemos hidratar la piel y no exponernos al sol de nuevo, sino hasta que la piel se haya recuperado.

  1. Maquíllate sobre el bloqueador

Los protectores solares deben usarse sobre la piel limpia y seca, así que podemos maquillarnos luego de que éste se haya absorbido para no afectar sus bondades protectoras.

  1. Utiliza protector solar diariamente

No necesitas estar en la playa para cuidarte del sol. Incluso cuando salgas a la calle debes ponerte bloqueador, pues ahí no sólo recibimos los rayos del sol de manera directa sino que la radiación también se refleja del pavimento o las paredes.

  1. Cuídate del sol a toda edad

De niños, de adultos y también en la tercera edad. Es justo esta última etapa en la que las personas son más susceptibles al sol, a la deshidratación y a los golpes de calor, así que deben cuidarse de él y también tomar en cuenta el daño acumulado a través de los años, como las manchas y el cáncer de piel.

  1. Cuídate del reflejo de la radiación

Hay también que tomar en cuenta la zona geográfica en donde te encuentras. En la montaña o cerca del Ecuador la radiación es mayor. Y también hay tomar en cuenta que muchas superficies reflejan la radiación solar, como el cemento, la arena, la nieve y el agua.

  1. No todo es malo con el sol

El sol también trae efectos beneficiosos, no tiene por qué ser tu pero enemigo, pero sus efectos buenos o malos dependerán de la relación que lleves con él. Algunos de sus beneficios son su acción calórica, si efecto antidepresivo o la síntesis de vitamina A.

Comentarios

comentarios